... ... a letter for the stars: Picanya Rock y Manises Ceramic Festival

16 julio 2007

Picanya Rock y Manises Ceramic Festival

Por estos lares, donde la oferta musical alternativa no es tan amplia como desearíamos, no hay que desaprovechar las pocas opotunidades que nos vienen al paso. Y es que este fin de semana hemos podido disfrutar en Valencia probablemente de una de las mejores ofertas del panorama nacional cortesía del Picanya Rock y el Manises Ceramic Festival.

El pasado viernes, el apartado Parc Europa de Picanya y tras Nueva Vulcano, Love Of Lesbian se subieron al escenario en uno de sus primeros conciertos de presentación de "Cuentos chinos para niños del Japón". Y no defraudarón. De hecho avasallarón. La comunión entre el genial Santi Balmes y el público es total, y es más meritorio aún cuando con tan solo dos disco en castellano (¡pero que discos!) pueden permitirse el lujo de que la audiencia acompañe con sus voces el 90% de las canciones. "Universos infinitos", "La niña imantada", "Los colores de una sombra", "La parábola del tonto", "Dios por dos es cuatro" (que estrenarón en directo), "Me amo" y "Las noches reversibles" son ya nuevos himnos que se unen a "Maniobras de escapismo", "Mi personalidad" o "Carta a todas tus catástrofes" entre otras. Los lesbianos son únicos y probablemente por ello son, en estos momentos, la mejor banda nacional y el Sr. Balmes el mejor letrista de este país. Dudo que podamos resistir hasta el 28 de septiembre sin amor lesbiano.


Por otro lado, el sábado se celebro en Manises la 2ª edición del Manises Ceramic Festival, proyecto que tras la acertada 1º edición va abriendose camino de manera fulgurante y ayer nos brindo la oportunidad de degustar un menú de nivel compuesto por Individual, Niños Mutantes, Lori Meyers y Sidonie. Dentro de un cartel muy compensado, AFTS siente especial predilección por los granadinos Lori Meyers que, ante el numeroso y entregado público asistente, confirmaron las expectativas ya que desplegaron todo su arsenal sonoro y demostraron una consistencia como banda que los coloca por meritos propios en lo más alto de la escena indie de este país gracias a canciones capaces de marcar una generación como "Tokyo ya no nos quiere", "Ya lo sabes", "Viaje de estudios", "Mujer esponja", "De superheroes", "¿Donde están mis maletas?", "Ham´a´cuckoo", y las más recientes "Dilema", "El Aprendiz" (donde un simpático Noni aprovechó para jugar con público), "El viajero del tiempo", "El Gallo Ventrilocuo", "Caravana", "Sus nuevos zapatos" (dedicada a todas las presentes) y "La pequeña muerte". Por si esto fuera poco, a la vuelta de verano hay nuevo disco a la vista. ¿Que más se puede pedir?
Despues de estos, Sidonie tenían el listón muy alto. Quizá demasiado. Desplegando las efectivas, pero puede ser que rápidamente caducas, canciones de su nuevo disco hicieron las delicias del respetable y cerraron de manera existosa esta segunda edición del festival manisero, al que debemos felicitar por su esfuerzo.