... ... a letter for the stars: Maxïmo Park y The Spinto Band arrasan en el Wintercase

20 noviembre 2006

Maxïmo Park y The Spinto Band arrasan en el Wintercase



Maxïmo Park y The Spinto Band ofrecieron, en la parada valenciana de la tercera entrega del Wintercase 2006, el mayor espectáculo de cuantos se han podido ver en el festival hasta el momento, con sendos recitales, cortos pero intensos, de pop de guitarras rugientes, estribillos pegadizos y energía rebosante.
El quinteto inglés, liderado por el hiperactivo Paul Smith, regaló al respetable un espectáculo redondo, trufado de los éxitos de su celebrado álbum debut, “A Certain Trigger”, y de algunos de los temas que formarán parte de su nuevo trabajo, que verá la luz el próximo año.
La banda de Newcastle Upon Tyn irrumpió en el escenario respaldada por una puesta en escena simple pero efectista y al socaire de un carismático Smith enfundado en un pantalón blanco ajustado marca-paquete y tocado con un sombrero que le daban un aire “cool”, al tiempo que macarra.
Pronto, muy pronto, se pudo ver que el concierto iba a convertirse en una auténtica fiesta para delirio de los fans del grupo inglés, que en seguida se contagiaron de la energía espasmódica de Smith y de Lukas Wooller (teclados), a quien, cual karateca, le encanta ir partiendo con la mano bloques de hielo imaginarios.
Smith, que se vació sobre el escenario, no tardó en meterse al público en el bolsillo. Tras cada canción, hizo, entre jadeos, una breve introducción a la siguiente e, incluso, se atrevió a balbucear en español lo mucho que estaba disfrutando.
La actuación del showman inglés se vio reforzada, además, por un sonido impecable, por lo que su éxito estaba garantizado.
“All Over the Shop” dio los primeros pellizcos al ánimo de los asistentes, pero fueron las interpretaciones de las contundentes “Postcard of a painting” y “Graffiti” las que encendieron la noche.
Tras ellas, fueron cayendo un hit tras otro para locura del respetable, absolutamente entregado y en comunión perfecta con la banda.
En el primer tercio del concierto, y durante la interpretación de una de las nuevas canciones, a Smith le falló el micro. No dudó en desgañitarse para hacerse oír hasta que, al final, no dudó en abalanzarse sobre el teclado de Wooller y rematar el tema, gesto que el público supo apreciar y que le agradeció con una gran ovación.
Una emotiva interpretación de la enorme “I want you to stay”, la divertida “Signal & Sing” y la energizante “The coast is always changing” marcaron el ecuador del concierto.
Hacia el final, “The Night I Lost My Head” y, sobre todo, el tremendo single “Apply Some Pressure”, con toda la sala coreando el estribillo y saltando ante la locura de Smith, fueron el broche perfecto.
No obstante, tuvieron tiempo de rematar la velada con un bis ideal en el que los primeros acordes de “Limassol” acompañaron el espectacular regreso al escenario en plan divo de Smith, quien con “Going MIssing” derramó las últimas gotas de sudor y cerró una noche perfecta.

Previamente, los jovenzuelos revoltosos de “The Spinto Band” también encandilaron al público con otro vitalista concierto de apenas una hora en el que los temas de su acertado “Nice and Nicely Done” fueron los protagonistas.
Se presentaron sobre el escenario con el aval de haber firmado uno de los mejores temas del año (“Oh Mandy”) y, tras unos breves estiramientos para evitar lesiones durante la agitación febril que acompañó a cada una de sus canciones, sus guitarras comenzaron a rugir furiosas.
A la calidad de temas como “Trust Vs. Mistrust”, “Crack the Whip” o “Mountains” no acompañó, sin embargo, un buen sonido, algo que desgraciadamente se ha repetido en demasiadas ocasiones (esta o esta) en esta edición del Wintercase y que la organización debería plantearse para futuras entregas.
Para el final reservaron, sin duda, los mejores temas de su disco. A saber, “So Kind, Stacey”, “Oh Mandy” y “Directly to my Helmet”, temas de una madurez a priori impropia de unos imberbes como ellos.
La interpretación de la segunda no colmó las expectativas suscitadas, pues a las voces les faltó presencia y el sonido de la percusión “devoró” al de la guitarras.
Sin embargo, con la interpretación del tema más reposado del álbum, “Directly to my Helmet”, que acompañaron con una danza enloquecida, enmendaron la plana y pusieron el broche de oro a una gran actuación.

7 comentarios:

Pedro dijo...

Hola!

Soy Pedro, el hijo del metal converso que conocisteis en ese concierto y con el que os tropezais y tropezareis en más de los que os gustaría. Estaba esperando esta crónica para firmaros. Bueno, qué decir de aquella noche... tremendo concierto al que tuve el placer de asistir, aunque no disfruté en su plenitud dado que estaba probando a grabarlo "a pelo" con un mp3, así que no podía moverme mucho. Si preguntais por la grabación, os diré que se oye como una puta mierda. El caso es que fueron eléctricos ambos grupos... una pena, efectivamente, el sonido de the spinto band, que no era todo lo bueno que podría desearse, pero bueno, cabría preguntarse hasta que punto es real o leyenda esto de que sonoricen peor a los teloneros para que los grandes den más impresión de sonar a gloria bendita...
Fue un placer conoceros, y espero veros más por ahí.

Be happy!

Pedro dijo...

Hola, soy Pedro, el hijo del metal converso, o, mejor dicho, el que nunca fue hijo del metal aunque siempre sintió una fuerte atracción por las guitarras pesadas. Tuve el placer de conoceros en uno de los mejores conciertos a los que he asistido hasta ahora en esta nuestra ciudad. No voy a repetir lo que escribí antes de que se borrara todo lo que había escrito por expresarme con alguna palabra malsonante en referencia a... la verdad es que ya ni recuerdo qué. El caso es que me quedé bastante satisfecho con el concierto, y eso es en definitiva todo lo que quería decir.
Nos veremos en próximos conciertos, seguro.

Un saludo!
Otro día más, ala.

Pedro dijo...

Ok, es la última vez que lo intento.

Soy Pedro y he pasado por aquí.

Me siento como Bill Murray en atrapado en el tiempo, es la tercera vez que intento escribir este mensaje, y primero pensaba que era porque había alguna palabra malsonante... ahora ya no sé ni qué es. Si es que no se publican hasta que el autor lo autorice: tío, léetelos todos,y pon el que más te guste. Si es que soy un necio, házmelo saber publicando este post.

Un saludo!

Jose dijo...

Hola Pedro!
Soy Jose, es que tengo que moderarlos para evitar correo spam, y hasta que no he llegado a casa no he podido autorizarlo.
Gracias por tus comentarios, la verdad es que estamos completamente de acuerdo contigo, te agradezco que te pases por aquí, de verdad.
Yo tambien intenté grabarlo con el movil, lo he colgado en youtube pero la calidad es de pena tambien....
Bueno, espero que te pases por aquí, y que sigas dejando tus mensajes. El placer fué nuestro.
Un abrazo

xavimoret dijo...

Hola Pedro!
La verdad es que el concierto estuvo genial.
No te preocupes que en este blog no existe la censura. Puedes escribir "puta mierda" si algo te lo parece (siempre que no faltes al respeto a nadie, claro, jeje).
Y, por cierto, un placer seguir tropezando con gente como tú que disfruta de la buena música.
Nos vemos. Un abrazo.

dead star dijo...

Qué envidia me dáis :(
Tuve la ocasión de disfrutar de Maxïmo Park en el Summercase y la verdad es que me llevé una muy grata sorpresa, lo dieron todo en el concierto y hasta Paul se esforzó por hablar en español, y eso que no tenían mucho público, todo hay que decirlo...es de esos grupos que te sacan una sonrisa, de los qeu te lo pasas de pm en el concierto, vamos..
DS*

Jose dijo...

La verdad es que fueron puro espectaculo, pero lo que vino despues fué todavia mejor, que ya es dificil