... ... a letter for the stars: Pensamientos lesbianos

22 agosto 2007

Pensamientos lesbianos


Aunque probablemente mucha gente lo desconozca, Santi Balmes es uno de los mayores genios que ha dado nuestro país en los últimos años dentro del panorama musical. Cuando comenzó su carrera al frente de Love Of Lesbian componiendo en inglés, seguramente ni el mismo podía imaginar que entregaría dos de los mejores discos pop en castellano de los últimos veinte años, “Maniobras de Escapismo” y el más reciente “Cuentos Chinos Para Niños Del Japón”.
Santi posee una capacidad única para describir sensaciones, alegría, tristeza, amor, desencuentros,… con unas letras excepcionalmente estructuradas que contiene estribillos geniales que uno no puede evitar escuchar en su subconsciente una vez y otra, y otra, y otra, y otra…
En esta serie de posts queremos hacer un resumen sobre las elucubraciones de Santi, que son tan sinceras como pocas veces hemos visto, y que describen buenos y malos momentos, así como el “making off”, como él mismo lo llama, de algunas de las mejores canciones de su último disco. De todas maneras recomendamos darse una vuelta por su diario personal “Vidas Ejemplares” donde se pueden encontrar completos estos apuntes lesbianos. Hoy comenzaremos con la desgarradora “Universos Infinitos”



En realidad pertenecía a una de las ideas que se barajaron en la época de "Maniobras" y tengo que decir que si alguien escuchara la primera intentona comprendería por qué no salió en nuestro primer disco en castellano. Nos salió una auténtica basura a ritmo de bossa nova, y no nos vimos con ánimo de trabajarla. Supongo que hay temas que no puedes afrontar hasta que has cogido cierta confianza en ti mismo. Y eso sucedió con "Universos infinitos" unos meses después de la grabación de "Maniobras de escapismo".

El entrenamiento para mejorar cierto tipo de actitudes mentales ha sido un juego del que soy asíduo desde que era un enano. Uno de mis principales aficiones infantiles era situarme entre dos espejos gigantescos que existían en casa de mi abuela los cuales, al estar frente a frente, creaban una secuencia infinita de pequeños Santiaguines. Muchas veces, vi algunos de ellos moverse mientras que otros sonreían o levantaban un brazo. A veces pensaba que, quizás aquel niño del fondo del espejo, mi copia número dieciocho, tenía algún rasgo más interesante que el niño curioso que lo examinaba desde fuera.....y creo yo que todo aquello derivó años después en el mensajero del ático y sus crípticos mensajes. Porque apareció en mi teclado advirtiéndome que estaba echando mi vida a perder, y días después me lanzó un mensaje secreto que no pienso desvelar, y que ha sido desde entonces uno de mis eslógans.
Compréndanlo. No puedo explicárselo a nadie. No todo es contable. Los trucos de magia no tendrían que ser explicados nunca.. y, digo yo, ustedes pueden buscar a su particular M.A con sus propios mensajes personalizados, diablos, que esto no es un post de auto ayuda, coño, hostia puta, hay que ver....
Tengo anécdotas mil acerca de mis lapsus mentales. Lo cierto es que me he olvidado de cosas absolutamente imperdonables, mientras andaba de excursión por los océanos de mi mente, y la gente que me conoce lo sabe....incluso me he olvidado de asistir a bodas de personas muy allegadas a mí (cosa que obligó a que Nuria y servidor nos vistiéramos como pudimos y a hacer 80 kilómetros a velocidad endiablada). Eso es ser un despistado en MAYÚSCULAS, negrita, y Times New Roman tamaño 1000....como cuando, pensando en una canción, tiré las llaves del coche al contáiner y me quedé con la bolsa de basura en la mano, mientras Joan Ra me observaba desde el coche. Automáticamente abrí la palanca con el pie, miré el interior del contáiner y me zambullí en un mar de basura. Por lógica de la física más elemental, al saltar, la palanca volvió a subir, así que el techo cayó encima de mi espalda y acabé literalmente convertido en otra bolsa de basura, para el pasmo de los transeuntes y de un Joan Ra alucinando colores....o como cuando le juré y perjuré a Núria que me habían robado el coche....y una semana después lo encontré en otra calle (aún hoy en día no he logrado recordar haber aparcado el coche allí, así que lo más probable es que lo hice en pleno trance...lo cierto es que ¿quién diablos iba a querer robar aquella mierda de coche?)....

...volviendo a la canción, recuerdo que en aquella semana compositiva leí un artículo científico que hablaba de la posibilidad que existieran varios universos, y que todos fueran infinitos. Y creo que en aquel entonces tuve que esforzarme por abstraer algo tan descomunal y no volverme loco en el intento. Me sentí extraño, como cuando tengo la percepción de que toda nuestra dimensión es un mero sueño de un ser mentalmente avanzado. Que nada existe en realidad puesto que todo tiende a la transformación, o en el caso de los seres vivos conscientes, a la jodida desaparición. somos seres circunstanciales. Si ya era difícil pensar en un único universo, la cosa se complicaba aún más cuando salía un listo y decía que quizás el nuestro es tan solo uno entre un número infinito de cosas infinitas. Es imposible hacerse una idea mental de tanto descalabro dimensionar, y de la misma manera, nuestra pequeñez infinita se había multiplicado por infinito. Y lo peor es que, aunque ahí afuera todo era inabarcable, de la misma manera, en mi interior, las dimensiones se expandían hacia el nano-espacio. Mientras los turistas millonarios del espacio se afanan por cumplir uno de los sueños de cualquier hombre, yo ando, pobre de mí, viciado en un proceso de espeología interior. Y la vida gasta, y la vida te exige. Y vienen problemas y fricciones cuando el entorno se cerciora de que, algunas veces, tú no estás ahí. Y que tanta búsqueda de la autorealización no hace más que agotarte. Y que el signo + , irónicamente, y como en un espacio invertido, resta.

Sin embargo, seguimos buscando mil caminos que nos lleven a una felicidad total, como un niño perdido en un laberinto....y la felicidad total, acaso solamente existe cuando eres vírgen de decepciones vitales.

Volviendo al tema estrictamente musical, aquel fondo instrumental creado por Juli con su secuenciador parecía un micro cosmos en sí mismo. Veía nadar millones de peces por el espacio cuando me ponía los auriculares y aquellos sonidos del secuenciador iniciaban su vuelo. Me inspiró de la misma manera que si el Capitán Nemo me hubiera invitado a su sala de estar. Pero me seguía faltando algo y aquel algo ocurrió cuando, dándole vueltas con la cabeza, una mañana me vino la melodía de "me perdí en mi universo, y túuuu....." aquella consecución de notas era lo suficientemente bonita y triste preparar al oyente para el posterior "yo ya no puedo hacer más si este más siempre resta" frase en la no hago más que intentar dar explicaciones a mi entorno.,,como aquel niño que no escuchaba a sus mayores cuando se situaba entre dos espejos.

"No volveré a hacerlo más, no he encontrado respuestas"
Siempre me ha dado la sensación de que no soy yo, sino aquel niño, quien canta esta frase, supongo que por el "No volveré a hacerlo más"...me parece super párvulo...no se cuántas veces lo habré dicho de pequeño, supongo que unas cuantas.

¿y si no regreso jamás y este ruído no cesa?
Aquí aparece un Yo adulto, y con algo de miedo, por cierto.

Mundos que van a estallar si mi vida es la opuesta...
Diablos. Está claro. Hay veces que he encontrado cosas que jamás hubiera pensado que vivían en mi interior.Y algunas de ellas se confrontan, directamente, con mi día a día, como el de todos, algo frustrante.

En el local trabajamos en la irrupción de la banda para la explosión final y las paradas de batería que muchas veces he imitado en casa con dos bolígrafos. Personalmente, y como nota negativa, he de decir que me aburre soberanemente la melodía que hago al principio de la canción, pero me sigue pareciendo una aduana necesaria para llegar al espacio y una buena manera de ejecutar un prólogo casi literario.

Ahh, el espacio, tema recurrente en lol, visto desde todos los ángulos posibles. "que empiece el viaje ya", canto, y los peces de Julián empiezan a nadar junto a supernovas.
En el estudio Ricky se encargó de conseguir una red de guitarras que se integraran dentro del ambiente electrónico. Me da rabia haberla cantado tan deprisa. Hay momentos en que me da la sensación de que tendría que haber sido más exigente con mi expresividad. Pero, como decían los romanos "alea jacta est"

Interprétenla ustedes como quieran.


Extraido del post UNIVERSOS INFINITOS MAKING OFF del blog personal de Santi Balmes “Vidas ejemplares”

1 comentario:

María dijo...

Genial, los Lesbianos tienen el don de ordenar y expresar las sensaciones de una persona, convertirlas en canción, y además hacer unos directos estupéndos.

Muy buen blog, te sigo.