... ... a letter for the stars: The Cure imparten un Master en Valencia

06 marzo 2008

The Cure imparten un Master en Valencia


MTV Winter 2008. Valencia, 5 de Marzo de 2008

La televisión musical más importante del mundo se anotó una aclaradora victoria con la organización de la primera edición del MTV Winter de Valencia, celebrada en un enclave de los más vanguardistas y cosmopolitas del mundo y con un cartel (mejor dicho, con un cabeza de cartel) absolutamente excepcional, The Cure.

La noche era extremadamente fría y nada apacible en Valencia pero, tras las cortas apariciones de los insulsos From First To Last y los "one hit wonders" HIM (solo salvados por "Join Me"), el ambiente se torno caldeado cuando Robert Smith apareció sobre el escenario con su personalidad y timidez características.
Poco hablador (únicamente escuetos agradecimientos y un tímido "Hello"), Smith concentró toda su energía en su música y su entrega no ceso durante las casi dos horas y media de concierto que ofrecerieron con una pequeña pausa para el único bis que dió paso al extasis final.
Musicalmente hablando, su buen sonido (a pesar del bajo volumen de los altavoces) se vió en cierta medida afectado por la falta de teclados, lo que se acusó más intensamente en temas como "Lullaby", "Just Like Heaven" o "Close To Me". Sin embargo, la maestría de Smith con la guitarra y de Simon Gallup con el bajo compensaron de algun modo la mencionada ausencia.

Por lo que se refiere al repertorio, ayer sonaron en Valencia temas como "Plainsong", "The Walk", "Lovesong", "Pictures of You", "Lullaby", "Friday I'm In Love", "In Between Days", "Just Like Heaven", "Primary", "Disintegration", "Close to Me", "Why Can't I Be You?", "Boys Don't Cry" y "A Forest", ¿que más se puede añadir?
Puestos a pedir, que hubieran tocado "10.15 Saturday Night", "Jumping Someone Else's Train", "Killing An Arab" (¿poco adecuada para un show televisivo?), "The Caterpillar" o "The Last Day Of Summer" (del injustamente infravalorado "Bloodflowers"). Pero no se puede tener todo en la vida.


The Cure repasaron la gran mayoría de sus grandes éxitos sobre el inigualable marco de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, repartiendo a practicamente a partes iguales su repertorio más oscuro con sus himnos pop. Cuando parecía que el concierto tomaba un cariz menos accesible, aparecieron "The End Of The World" y "Lovesong" para orientar el concierto hacia una senda más alegre que se mantuvo hasta su fin, a excepción de "Disintegration".
El recinto, completamente abarrotado con 30.000 almas, se vino abajo en diversas ocasiones durante el recital de himnos de The Cure, con mención especial para "Lullaby", "Boys Don´t Cry" (tan actual con 30 años a sus espaldas) y "A Forest", uno de los temas con mejor sonido de bajo de la historia de la música.
Durante la práctica totalidad del evento, los asistentes resistieron estoica y gustosamente la adversidad meteorológica y únicamente aquellos que acudieron "de relleno" (problema de los conciertos gratuitos) comenzaron a escampar durante la parte final del mismo incomodando al resto.

Quizá va siendo hora de que seamos justo con la banda de Robert Smith y le reconozcamos todo lo que significan para la música contemporánea (a buen seguro más que Joy Division o New Order)...
The Cure serían asignatura troncal en una hipotética carrera universitaria de Historia de la Música.