... ... a letter for the stars: El futuro de La Costa Brava

18 julio 2008

El futuro de La Costa Brava


Tras el triste fallecimiento de Sergio Algora, no habrá más discos de La Costa Brava. Los miembros de la banda "no encuentran sentido" porque, en palabras de Francisco Nixon, "LCB no era un grupo, sino la historia de una amistad". "Una de las bromas recurrentes de Sergio era la de que éramos soldados en El Desembarco de Normandía. Tendremos que seguir buscando la playa sin nuestro Capitán".

Sin embargo, Grabaciones en el Mar, consensuadamente con la banda, ha decidido editar un cd con un tema de cada uno de los discos en los que ha cantado Sergio. En principio este cd iba a regalarse en Bar Bacharach (Zaragoza), lugar de reunión de los miembros de LCB, pero, y para evitar que terceros hagan negocio en ello, han decidido fabricarlo y ponerlo a la venta. Los ingresos que genere dicho disco homenaje irán, en primer lugar, a cubrir los gastos de fabricación y publicación y, en segundo término, a alguna institución benéfica. Recordando el humor de Sergio, "Seguro que a Sergio le gustaría hacer la gamberrada de donárselo a algún millonario tipo Bill Gates, pero me temo que no todo el mundo entendería la broma".

Por último, ya está confirmado que habrá un concierto despedida de La Costa Brava. Será el 10 de Septiembre en la Expo de Zaragoza los chicos esperan contar con toda la gente que ha pasado por el grupo más algunos invitados.

Os dejamos con el video de uno de los mejores temas de La Costa Brava, "Adoro a las pijas de mi ciudad". ¡Grande Sergio!


4 comentarios:

recomiendoo dijo...

Cada vez que leo algo al respecto, me da más pena todavia. Grande Sergio...

El Chico Estelar dijo...

Estás cosas son muy duras de digerir. Pero siempre nos quedará su música...

monsieur august dijo...

Sin duda será una forma bonita de recodarle, aún así parece difícil que no sea una noche más triste que emotiva. Exquisito artículo

lady foster dijo...

Feliz cumpleaños para Gesloten!!
Desde aquí mandamos un abrazo a Sergio Algora, siempre nos quedará su música...